El sutil arte de que todo te importe una mierda (Mark Manson)

24/01/2023
  1. El punto no es alejarse de la mierda. El punto es encontrar la mierda con la que disfrutas lidiar.
  2. Encontrar algo importante y significativo en tu vida es quizás el uso más productivo del tiempo y energía que puedes tener. Porque si no encuentras ese algo significativo, tus mierdas serán causas frívolas y sin sentido.
  3. Los problemas nunca se detienen; simplemente cambian y se transforman. La felicidad viene de resolver problemas. La palabra clave es «resolver».
  4. Quién eres se define por aquello por lo que estás dispuesto a luchar. Nuestras luchas determinan nuestros éxitos.
  5. Cuando sentimos que estamos eligiendo nuestros problemas, nos sentimos empoderados. Cuando sentimos que nuestros problemas se nos imponen en contra de nuestra voluntad, nos sentimos victimizados y miserables.
  6. La gente se vuelve adicta a sentirse ofendida todo el tiempo porque les da un subidón; ser farisaico y moralmente superior sienta bien a nuestro ego.
  7. En última instancia, la única forma de lograr significado y un sentido de importancia en la vida es a través del rechazo de las alternativas, la reducción de la libertad, la elección del compromiso con un lugar, una creencia o una persona.
  8. Evitar el rechazo nos da placer a corto plazo, pero nos deja sin timón y sin dirección a largo plazo.
  9. Sin conflicto, no puede haber confianza. El conflicto existe para mostrarnos quién está allí para nosotros incondicionalmente y quién está allí solo por los beneficios.
  10. Una vez que nos sentimos cómodos con el hecho de nuestra propia muerte, la raíz del terror y la ansiedad subyacente que motiva todas las ambiciones frívolas de la vida desaparece. Es entonces cuando podemos elegir nuestros valores más libremente, sin las restricciones de la búsqueda ilógica de la inmortalidad y libres de puntos de vista dogmáticos peligrosos.

Un día, tú y todos los que amas morirán. Y más allá de un pequeño grupo de personas por un período de tiempo extremadamente breve, poco de lo que digas o hagas importará alguna vez. Esta es la incómoda verdad de la vida. Todo lo que piensas o haces no es más que una elaborada evasión. Somos polvo cósmico intrascendente, dando tumbos sobre una pequeña mota azul.

Imaginamos nuestra propia importancia.

Inventamos nuestro propósito, no somos nada.

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp